Slide 1 interna


PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL SISTEMA DE FRENOS


¿Cada cuánto tiempo se debe cambiar el líquido de frenos de un automóvil?

Una vez al año, el líquido de frenos es higroscópico, lo cual quiere decir que absorbe humedad del medio ambiente y el agua que se va fijando deteriora su punto de ebullición y genera óxido en las partes del sistema.

 

¿Quiere decir que el líquido de frenos no se debe estar completando?

Cierto. La dos únicas razones para agregar líquido es porque hay una fuga en el sistema, momento en el cual la única acción es reponer el líquido e ir inmediatamente al taller porque hay una fuga hidráulica que puede motivar un colapso súbito del sistema. La segunda, porque lo cambia o hizo un servicio en el sistema. De resto, es normal que el nivel baje a medida que se gastan las pastillas y cuando éstas se cambian (también se debe reemplazar el líquido) y se retraen a su posición original, el líquido vuelve a subir a su nivel normal. Si ha rellenado el depósito, se riega y daña la pintura y nunca podrá saber cuándo cambiar pastillas.

 

¿Es cierto que los frenos de campana se deben graduar periódicamente?

Totalmente. Es imprescindible estar pendiente de ajustarlos porque el sistema no tiene un mecanismo que mantenga las bandas a la distancia exacta de la campana, como sí sucede con las pastillas y los discos (que siempre están en contacto). Por lo tanto, hay que graduar para compensar el desgaste. Lo que sucede es que la gran mayoría de los sistemas de frenos de bandas se gradúan automáticamente al dar reversa. Un ingenioso mecanismo se activa y va saltando trinquetes que acercan las bandas a medida que se necesita. Por eso, antes de meter las manos, de una buena reversa para ajustar sus frenos.

 

¿Cómo se puede detener un vehículo cuando los frenos no responden?

Primero, acuda al freno de mano; si hay falla hidráulica este debe funcionar por ser un sistema mecánico. Después, trate de rebajar progresivamente los cambios, pero tenga en cuenta que el freno más malo que tiene el carro es la caja de velocidades y si pone primera a 100 km/h, además de tener un accidente, puede romper el motor. Lo más importante en una emergencia de éstas es buscar alternativas de espacio para desacelerar y si usted genera un frenado de emergencia, piense en abrirle espacio a quien viene atrás porque puede estar en problemas. La otra medida infalible para estas emergencias, es hacer un cuidadoso y responsable mantenimiento preventivo de todo el sistema. No hay mayor mentira como cuando atribuyen los accidentes a fallas de frenos, cuando en realidad son fallas de responsabilidad, servicio y mantenimiento. Las piezas de frenos son muy seguras, mientras no se abuse de ellas.

 

¿El freno de mano debe quedar con poco recorrido?

Debe quedar con el recorrido justo, es decir,cuando está suelto, no debe estar generando fricción de las bandas, y esto se ve al empujar el carro suavemente o dejándolo rodar a mínima velocidad. Cuando esté enganchado, el carro debe quedar frenado. Cabe anotar que como el freno de mano actúa generalmente sobre las bandas traseras, una manera de graduarlas es acercándolas uno o dos clicks del freno de mano, mientras se ajustan por su propio sistema o en el taller.

 

¿Los ajustes del sistema de freno de mano sólo se necesitan cuando se cambia la guaya?

El freno de mano no es tan exigente debido a que el recorrido de su mecanismo es muy largo y siempre alcanza a actuar. En cambio, en el hidráulico hace que a medida que hay desgaste, el pedal coja cada vez más abajo. Al cambiar la guaya, hay que rehacer todos los juegos y graduar.

 

¿Es verdad que las pastillas se cristalizan?

Totalmente. Pero no sólo las pastillas se cristalizan que es el término popular de un fenómeno llamado vitrificación, que quiere decir que cuando hay exceso de calor entre las partes, éstas quedan como un vidrio y no hay fricción, deteriorando el frenado. Se ven los discos y pastillas como espejos. Por eso algunos carros de alto rendimiento tienen huecos o ranuras en los discos que raspan esa película 'de cristal' para que no se deteriore el frenado. Se cree que sirven para refrigerar pero no tienen nada qué ver con esa función. Nunca permita que cojan las pastillas a rastrillarlas contra el andén para arreglarlas; haga siempre esa operación en un banco, sobre superficie plana, y utilice un protector para nariz y boca.

 

¿Cómo funcionan los testigos y qué quieren decir?

Los testigos básicos se refieren al desgaste de pastillas, y el elemental es un medidor de nivel de líquido con una especie de flotador. Cuando éste baja mucho, prende el bombillo, razón por la cual no se debe agregar líquido, ya que se anula la información sobre este hecho. El otro es un contacto eléctrico en la pastilla, que hace masa cuando toca el disco e indica que el material se acabó. Ahora hay otros testigos que se refieren principalmente al funcionamiento del ABS, pero sus problemas suelen ser de tipo electrónico.

 

¿Cómo se sabe que las pastillas llegaron a su fin si en el tablero no hay testigo que lo indique?

Existen dos maneras: la primera, quitando una rueda y visualmente comprobando si hay material de fricción disponible. La segunda, es cuando el líquido de frenos baja en el recipiente. Eso indica que ese líquido que falta está supliendo la distancia del material en las pastillas.

Comuníquese con nosotros
01 80000 94 25 55

 

Carrera 50 No 14-95 PBX (574) 350 21 70 Fax (574) 235 34 52 / Medellín - Colombia - Suramérica