Slide 1 interna


SISTEMA DE FRENOS HIDRÁULICOS


Elementos del sistema de frenos

Está conformado por el pedal, la bomba, el depósito de líquido, la tubería, las mangueras, los cilindros de rueda, los discos y los elementos de fricción (pastillas y bandas).

 

Con el propósito de hacer más efectiva la fuerza del frenado, los automóviles modernos y vehículos más pesados traen incorporado al sistema de frenos hidráulicos un dispositivo de ayuda accionado por vacío, llamado servofreno, booster o suavizador de pedal.

 

Cada rueda tiene dos bandas de frenos, las cuales están conformadas por una pasta de asbesto (ya sea pegada o remachada) incrustada en una zapata de hierro.


Cómo funciona el sistema de frenos hidráulicos?

 Al pisar el pedal del freno, un pistón ubicado dentro del cilindro maestro se desplaza ejerciendo presión sobre el líquido. Este, a su vez, transmite dicha fuerza hasta los cilindros de rueda, cuyos pistones se encargan de empujar las pastillas y las bandas contra los discos y campanas, respectivamente. Cuando se suelta el pedal del freno baja la presión del líquido y los resortes de las zapatas pierden tensión, volviendo todo a su posición normal.

 

El freno de mano es un dispositivo mecánico que permite accionar el sistema trasero de frenos mediante una guaya. Se utiliza principalmente al estacionar, aunque en una emergencia puede ayudar a bajar o a detener la marcha.

 

Líquido de frenos

 Este fluido se encarga de transmitir la presión ejercida desde el pedal del freno hasta los cilindros de la rueda, para que la fricción entre pastillas, discos, bandas y campanas reduzca la velocidad del vehículo.

 

Características del líquido de frenos

 Un buen líquido debe:

·Mantener su viscosidad (capacidad para fluir) tanto a temperaturas altas como bajas.

 

·Ser compatible con las partes de caucho para evitar reacciones como hinchamiento, ablandamiento excesivo o rotura, con lo que se ocasionan atascamientos en el sistema y fugas de líquido.

 

·No permitir la corrosión o el ataque químico a piezas metálicas, pues esto puede bloquear el sistema o permitir peligrosas fugas.

 

·Mantener el punto de ebullición alto, es decir, soportar altas temperaturas sin hervir. La resistencia a la temperatura de un líquido se define según su clasificación DOT (Departament Of Traffic), entre más alto se este número, mayor será la resistencia del líquido al calor.

 

Factores que afectan la calidad del líquido de frenos

 ·El líquido de frenos se puede deteriorar por el calor, el paso del tiempo, la humedad ambiental (es hidrófilo) y la contaminación con residuos de caucho de los pistones, lo que afecta el funcionamiento general del sistema.

 

·En particular, el exceso de temperatura es el peor enemigo del líquido de frenos, ya que provoca su evaporación y la invasión del circuito hidráulico con aire comprimido, lo que ocasiona un recorrido largo del pedal.

 

Recomendaciones para tener en buen estado el sistema hidráulico de frenos

 ·Purgue el sistema de frenos como mínimo cuatro veces al año, con el fin de eliminar las burbujas de aire que se forman; pues este es uno de los factores principales por los que se pierde eficiencia en el frenado.

 

·A medida que se produce desgaste de pastillas o bandas, el espacio resultante debe ser ocupado por el líquido, lo que hace que el nivel en el depósito baje. En este caso, debe ser completado, para evitar la presencia de líquido en el sistema.

 

·Cambie completamente el líquido de frenos cada vez que se cambien las pastillas o cada seis meses.

 

·Es importante seguir las recomendaciones de los expertos y, por supuesto, las que trae el manual del vehículo, ya que, de acuerdo con las especificaciones del fabricante, el técnico puede determinar el momento oportuno para un cambio de disco, de campanas o simplemente, el ajuste de alguna de las partes.

Comuníquese con nosotros
01 80000 94 25 55

 

Carrera 50 No 14-95 PBX (574) 350 21 70 Fax (574) 235 34 52 / Medellín - Colombia - Suramérica